¿Por qué es tan difícil evaluar el blindaje de un carro moderno?

Hola a todos,

hoy vamos ha fijarnos con más detalle en las causas que hacen que evaluar un blindaje moderno sea tan difícil y por qué definir el blindaje como equivalente RHA es algo que hay que tomárselo con mucho cuidado.

Pero primero algo de historia y evolución 
para entender los inicios y posteriores sucesos…

Durante la IGM la evaluación del blindaje era muy simple porque solo estaba pensado para aguantar los calibres de la infantería y una hipotética metralla equivalente. Una vez que los carros de combate ya estaban sobre el campo de batalla la infantería empezó a idear las primeras medidas anticarro siendo una de las primeras el uso de munición de infantería con núcleo anti-blindaje.

Eso a su vez provocó una segunda mejora en los blindajes de los carros, en el caso francés por ejemplo se colocaron de forma inclinada placas de blindajes adicionales, las cuales tenían un efecto espaciado adicional y protegían contra dicha munición.

Una vez que esto ocurrió ya no quedó otra que crear armas específicamente diseñadas para tareas anticarro y ya desde entonces la carrera armamentística entre la munición y el blindaje no ha parado.

Empezando con la 1GM sobre el Periodo de Entreguerras, la 2GM y hasta los inicios de la Guerra Fría, evaluar el blindaje de un carro u cualquier otro vehículo de combate blindado era una un tarea relativamente fácil ya que con solo saber…
– el calibre
– el tipo de proyectil: AP, APC, APCBC, etc,…
– la velocidad de salida,
era relativamente fácil calcular la capacidad de penetración de dicho proyectil.

Por el otro lado todos los blindajes eran de acero y se sabia que como regla general cuanto más peso mayor el blindaje. Por lo tanto solo había que evaluar…
– el peso del vehículo
– el tipo de acero: colado, laminado, de alta dureza o de superficie endurecida
– la configuración del blindaje: recto, inclinado y/o espaciado.

Sabiendo todo esto era bastante fácil de calcular como de bueno sería mas o menos el blindaje de un determinado vehículo, de hecho el único factor que se quedaba fuera de todo calculo era la probabilidad de rebote, esta dependía del tipo de proyectil y del angulo de impacto sobre el blindaje, pero debido a la constante irregularidades del terreno y los movimientos del carro enemigo dicho angulo estaba constantemente en cambio y por lo tanto si había rebote o no era también una cuestión de la suerte.

Por eso no bastaba con simplemente acertar al carro enemigo, había que acertarle de tal forma y en tal lugar que la probabilidad de rebote fuese lo más baja posible y que pudiese luego penetrar el blindaje, o sea que colocar el tiro ideal no solo dependía del tirador sino también de las circunstancias y el comportamiento del blanco.

Finalizada la 2GM entraron otros dos factores muy relevantes en todo este asunto: la carga hueca y el blindaje compuesto. Por entonces la carga hueca era ya tan avanzada y tan potente que los blindajes de acero no podían ofrecer mucha protección. Ademas que surgió otro problema nuevo, estaban antes los blindajes adaptados a la munición cinética había ahora que adaptarlos a la carga hueca también y eso era un problema serio porque aquello que protege bien contra la munición cinética no lo suele hacer contra la carga hueca y viceversa.

Un ejemplo es el acero de alta dureza el cual es el mejor contra munición cinética pero el peor contra cargas huecas, lo contrario a su vez ocurre con el acero colado, mejor contra la carga hueca pero peor contra la munición cinética. Eso significa o hacer un compromiso equilibrado o favorecer un aspecto a detrimento del otro.

Debido a la gran efectividad de la carga hueca se creo como respuesta el blindaje compuesto. En la foto de abajo vemos un ejemplo de dicho blindaje compuesto, en este caso el del T-72M1 compuesto  por 200mm de acero colado, 130mm de cuarzo y otros 200mm acero colado.

La aparición de este blindaje complicó ahora mucho más todo el asunto, porque ahora había que saber
– que material o materiales estaban integrados en el blindaje,
– en que cantidad y configuración,
– y si estos materiales tenían solo un enfoque contra cargas huecas o tenían también ciertas capacidades contra munición cinética.

O sea que si antes tenias una idea más o menos funcional de las posibles capacidades de un blindaje, ahora tenias que tratar este asunto poco más que intentando adivinar y sin prácticamente saber si tu munición sería efectiva o no una vez que la guerra hubiese comenzado.

Si ya no antes, como muy tarde a partir de ahora era importantísimo disponer de información clasificada y de los más exacta posible sobre los blindajes del oponente y de que tipo de municiones para penetrarlos y a su vez desarrollar nuevos blindajes contra estos.

Mas o menos por el mismo tiempo en el cual aparecieron los blindajes compuestos empezaron a surgir las flechas como nuevo tipo de munición cinética. Las flechas suponían el mismo problema que antes las cargas huecas, o sea que los blindajes de acero “normales” tenían serios problemas a la hora de ofrecer una protección efectiva dentro de unos parámetros de espacio y peso razonables.

Eso significaba había que desarrollar un blindaje que ofreciese protección efectiva tanto contra cargas huecas como contra flechas, sin embargo las primeras flechas no eran tan efectivas y por lo tanto el blindaje compuesto aun ofrecía protección y había tiempo para desarrollar ese nuevo blindaje que a día de hoy conocemos como blindaje reactivo.

Ahora que sabemos lo que hasta hoy ha ocurrido fijemonos el blindaje moderno con más detalle….

En lo que viene a siguiente vamos a estudiar un blindaje que por la década de mediados de los 80 era absolutamente vanguardista y que aun a día de hoy sigue en uso en distintas variantes. Para cumplir con los requisitos de este artículo vamos a fijarnos al máximo detalle en el blindaje reactivo del T-72B de 1985, he elegido este blindaje en particular porque es uno de los pocos del que realmente se tiene un conocimiento exacto. En las siguiente serie de fotos lo veremos con más detalle.

Lo primero que hay que saber es que el blindaje moderno es modular y por lo tanto intercambiable según contra lo que se quiere proteger o para modernizar. Eran antes la torre y sus correspondiente blindaje hechas de una solo pieza ahora la torre solo es un “molde” con cavidades.

Dentro de esas cavidades es donde se introduce la propia matriz de blindaje, en nuestro caso una matriz reactiva no-explosiva compuesto por 20 módulos y que pesa en total unos 390 kg.

Una vez que estos módulos han sido instalados vemos la pinta que tiene ahora la torre y veremos también que dichos módulos están colocados a unos 55° en relación al eje longitudinal.

Finalmente en la imagen de abajo vemos lo que ocurre cuando un proyectil o carga hueca entra en dicha matriz de blindaje y explicaré con más detalle por lo que el dicho proyectil tiene que pasar.

Veamos ahora por lo que tiene que pasar una carga hueca en un tiro optimal para el blindaje contra un lado de la torre en angulo horizontal y paralelo al cañón. 

En dicha situación la carga hueca (o la flecha) tiene que pasar por…
– 90mm de blindaje exterior de acero colado,
– 7 módulos reactivos no-explosivos: Cada uno compuesto por una placa solida de acero laminado (RHA) de 21mm, 6mm de goma y la placa dobladora de 3mm y que es la que crea el efecto reactivo, en este tipo de nERA hablamos de un “efecto de frenado” similar al de los frenos de un bicicleta. Entre cada modulo reactivo hay luego un espacio vació de 22mm.
– 45mm de placa de alta dureza colocada después de los módulos reactivos
– finalmente tenemos la placa final de acero colado de 80-90mm que es la que separa el compartimiento de la tripulación del blindaje.

Resumiendo, tenemos 10 placas solidas de distintos grosores y aceros, 7 placas reactivas y finalmente sus correspondientes espacios entre estas. Ahora tocaría calcular todos estos efectos sobre un determinado proyectil o carga hueca…

Luego hay que tener en mente que aquí hemos tratado el tiro más simple y favorable para el blindaje, obviamente existen variables como…
– otros ángulos y direcciones de tiro que no solo provocan una efectividad distinta del efecto reactivo, – sino que también afectan la cantidad de módulos reactivos con la que el proyectil se encuentra, en el mejor de los casos son siete módulos reactivos pero en el peor son solo tres,
– luego no hemos incluido en este calculo ningún blindaje reactivo explosivo externo, de que tipo y que efecto previo a tenido sobre dicho proyectil o carga hueca,
– y finalmente tampoco hemos incluido el efecto de un sistema de protección activa de muerte dura contra dicho proyectil.

Si ahora os creéis que ya lo hemos tratado todo os voy ha tener que decepcionar porque aun nos queda por evaluar la munición y sus variantes que impacta sobre este blindaje.

Empecemos por los detalles a tener en mente de la carga hueca…

– el calibre: cuanto mayor más penetración
– el tipo de chorro que crea el cono: un chorro delgado penetra más acero pero es más sensible a efectos reactivos, un chorro grueso penetra menos pero tiene mejor efecto post-penetración y es más resistente a efectos reactivos,
– el material del chorro: cobre, uranio, tántalo,…
– cantidad de cargas huecas: es singular, tandem o incluso triple.
– tamaño de dichas cargas huecas: no todos las municiones de carga hueca en tandem usan una carga hueca pequeña y otra grande, hay otras municiones que usan dos cargas huecas del mismo tamaño,
– secuencia de las cargas huecas: el proyectil de la imagen es de triple carga hueca con dos pequeñas y una grande, al impactar sobre el blindaje activa primero las pequeñas y luego la grande.

En fin carga hueca no es igual a carga hueca.

¿Y que pasa con las flechas? Muy buena pregunta porque de estas también tenemos varios factores y tipos…

– material principal: uranio empobrecido o tungsteno
– aleación con otros materiales y sus efectos sobre la flecha como por ejemplo la flexibilidad
– longitud y grosor
– velocidad de impacto
– detalles de construcción como por ejemplo la punta
– tipo de flecha: de núcleo alargado, núcleo avanzado, núcleo retrasado, monobloque, doble bloque, de un segmento o de varios segmentos.

Bueno, ya lo tenemos todo, ahora si que podéis a empezar con los cálculos de penetración…

Que os divirtáis mucho….

Jejejejejejeje….

***********************
Resumen final:
Con este artículo conocéis ahora un blindaje reactivo moderno y como esta exactamente compuesto y que efectos tiene sobre un hipotético proyectil o carga hueca. Como podéis ver hoy ya no se trata de calcular el blindaje de una o dos placas de acero y sus efecto sobre un simple proyectil, hoy hay que calcular 
– matrices enteras de distintos tipos de blindaje, 
– con sus multiples efectos distintos sobre cargas huecas y flechas
– contra distintos tipos de cargas huecas y flechas 
– y todo eso teniendo todo tipo de circunstancias distintas en mente.
Obviamente para poder hacer dichos cálculos hay que tener información exacta de dicha matriz de blindajes y el proyectil en particular, dos asuntos vitales que por motivos lógicos no solo es material clasificado sino que puede ser incluso información falsa como medida de contra-inteligencia. Finalmente hay que tener muy buenos conocimientos en distintas ramas de la ingeniería, química, física, metalurgia y balística entre otros.
Teniendo todo esto en mente ahora sabéis porque yo no me fió de supuestas “estimaciones” de blindaje que hay por la red, ni tampoco me rompo el coco a la hora de evaluar blindajes con información incompleta y/o defectuosa y prefiero prestar más atención a sucesos de tiro reales y patrones históricos para hacerme una idea básica del blindaje de un carro moderno.



La próxima vez que leáis en algún lugar que un carro moderno del modelo que sea tiene un “blindaje equivalente a tantos milímetros RHA”, acordaos de este artículo y de la gran cantidad de variables que existen y entonces sabréis que dicha cantidad “de milímetros RHA” no es más que un numero muy básico de orientación, que en un caso real puede incluso dar en el clavo de lleno, pero también dependiendo de las circunstancias y con mucha mayor probabilidad puede incluso estar muy por debajo o muy por encima de dicho número.





Un saludo caballeros