Hitos de la Guerra Acorazada: El primer combate entre carros de la historia militar.

Mark IV macho junto a un A7V. Foto del Tank Museum

Hola a todos.

Hoy nos toca tratar un hito de la guerra acorazada que es completamente obligatorio. La Segunda Batalla de Villers-Betronneux (1918) es históricamente muy relevante porque fue la primer batalla del mundo en la que carros de combate se enfrentaron entre si y no solo una vez sino dos y encima en ese mismo día.

Para empezar fijémonos un poco en esta batalla y de que trataba….

La Segunda Batalla de Villers-Betronneux ocurrió entre el 24 y el 25 de abril de 1918 en el norte de Francia y transcurrió dentro del contexto de la Primera Guerra Mundial.

Esta batalla formaba parte de la Ofensiva de Primavera del Ejercito Imperial Alemán y consistía en realizar un ataque con el objetivo de romper las líneas británicas y francesas para luego capturar la ciudad de Amiens, la cual tenia un centro ferroviario para tareas logísticas de vital importancia para futuras ofensivas.

Sobre el camino hacia Amiens estaba el pueblo de Villers-Bretonneux que había que capturar, el cual estaba encima de una meseta y ofrecía una vista muy buena hacia Amiens que estaba solo 16km de lejos.

Si se consiguiese capturar y mantener el pueblo se tendría una posición muy buena para observar y dirigir el fuego de artillería sobre Amiens y los alrededores.

La ofensiva alemana fue iniciada con una bombardeo previo de artillería en la que se usaron también proyectiles de gas para luego atacar con cuatro divisiones de infantería apoyados por tres batallones (Por entonces denominados como “Abteilung” = Departamento) de carros A7V,

que por entonces estaban compuestos por cinco carros cada uno. Sin embargo dos de los carros se averiaron sobre el camino hacia el frente y al final solo 13 estaban disponibles para el ataque.

El ataque fue ejecutado en un frente de apenas 5km de ancho y que estaba siendo defendido por una división de infantería bastante desgastada debido a combates previos. Este ataque era también la primera vez en la que infantería aliada tenia que defenderse de un ataque blindado. Obviamente detener un ataque de 4 divisiones apoyadas por carros y encima tras haber sufrido un bombardeo previo de artillería era mucho pedir para una sola división y el frente se rompió y los alemanes avanzaron y capturaron el pueblo para luego proseguir con el ataque en dirección a Amiens.

Tras recibir la noticia y por temor a que los alemanes siguiesen avanzando, tres carros Mark IV de la 1a sección, compañía A del Cuerpo de Carros recibieron la orden de avanzar hacia un pueblecito llamado Cachy que estaba cerca y al suroeste de Villers-Betronneux y detener allí junto con toda la infantería de la zona disponible todo avance alemán en dirección a Amiens.

En la siguiente imagen vemos con la gran flecha roja la dirección principal del ataque alemán, la linea naranja es mas o menos el frente después de que el pueblo fuese capturado. La pequeña flecha roja se corresponde con el lugar y la dirección de ataque de aquellos tres A7V de este combate, la flecha naranja indica lugar y dirección de los Mark IV y finalmente el circulo azul nos demuestra más o menos donde ocurrió el enfrentamiento.

Los carros Mark IV empleados eran de dos tipos: El Mark IV “Macho”.

Los carros “macho” se definen como carros de combate que están artillados, o sea que usan armamento de artillería del calibre clásico de 37mm o mayor y aparte portan ametralladoras medias. Bajo esta definición el A7V sería también un carro macho.

El Mark IV “Hembra”

Los carros hembra es una categoría de carros que se caracteriza por un armamento basado únicamente en ametralladoras. En el caso de este Mark IV de la imagen parece que son cañones pero en realidad son ametralladoras medias Lewis que destacan por el grueso disipador de calor alrededor del cañón. En la siguiente imagen vemos una de estas ametralladoras de cerca.

El combate comienza…

El subteniente Frank Mitchell era tanto el jefe del carro Mark IV macho como de la sección entera

Foto de Frank Mitchell. Fuente en la foto.

y fue el que recibió la orden de avanzar hacia Cachy para ayudar a la infantería de la zona en la defensa. El carro de Mitchell estaba operando con 4 tripulantes en vez de ocho debido a que cuatro fueron puestos de baja por los efectos del gas usado en el previo ataque de artillería en ese día.

Durante el camino hacia allí fue avisado por infantes de que había carros de combate alemanes en la zona y al poco tiempo sobre el camino efectivamente se encuentra con tres A7V a una distancia de poco menos de 300 metros.

Sobre el transcurso de la batalla existen varias versiones pero todas tienen en común que el A7V del subteniente Wilhelm Blitz (Foto de Wikipedia)

y el Mark IV de Mitchell eran los principales protagonistas de ambos bandos. Con respecto al comportamiento de los demás A7V y los Mark IV hembras es donde las distintas fuentes dicen cosas distintas.

Abajo una lista sobre lo que cada fuente dice:

  • Unas dicen que los otros dos A7V entablaron combate desde algo más lejos pero por lo que parece su fuego no fue efectivo, mientras que otras fuentes dicen que se quedaron atrás sin combatir contra los carros británicos. Luego hay otra fuente que dicen que solo el A7V de Blitz estaba sobre el campo de batalla en esa zona pero esta es la menos común. Fuese como fuese los otros A7V no fueron relevantes para este combate.
  • Sobre los dos Mark IV hembras unas dicen que ambos fueron puestos fuera de combate por el A7V de Blitz mientras otras fuentes dicen que se retiraron sin haber sido impactados porque las ametralladoras no servían contra el blindaje del A7V. Donde si parece que todas las fuentes están de acuerdo es que los Mark IV hembras fueron los primeros en quedarse fuera del combate dejando así al Mark IV macho de Mitchell solo contra el A7V de Blitz.

Si os metéis en youtube y buscáis con respecto a esta batalla vereis varios videos y todos cuentan parte de la historia de forma distinta cuando se trata de los otros A7V o lo que les ocurrió a los Mark IV hembras.

Sigamos con nuestros dos protagonistas principales…

Una vez que se vieron mutuamente los carros se acercaron los unos a los otros y entablaron el intercambio de disparos. Lo muy curioso para aquella época es que los británicos empezaron a disparar aun estando en movimiento y eso varias décadas antes de la aparición de los primeros subsistemas para el tiro en movimiento. El carro británico de Mitchell disparó 25 veces en movimiento con el cañón de 6 libras (57mm) y falló todo los disparos.

La razón de porque se decidieron a disparar en movimiento fue al parecer porque sabían que los blindajes de la época solo aguantaban armas de infantería y bajo ningún concepto podían aguantar impactos de armas de artillería. Por ese motivo decidieron quedarse en movimiento para ser un blanco más difícil de impactar.

Una vez que los carros hembra ya no formaban parte de la batalla el combate se enfocó en un duelo entre el Mark IV macho de Mitchell contra el A7V de Blitz en el cual ambos se carros se disparaban mutuamente pero no se acertaban. Como el artillero de Mitchell ya había disparado 25 veces sin acertar Mitchell se arriesga y para el carro, esto le convierte en un blanco más fácil de acertar pero también le dará a su artillero la oportunidad de colocar tiros certeros sobre el alemán.

Finalmente Mitchell sale ganando y su artillero consigue – dependiendo de las fuentes – entre 1 y 3 impactos sobre el carro alemán que terminan con la vida de tres tripulantes. Tras haber sufrido los impactos Blitz ordena evacuar el carro y durante la evacuación y huida hacia a las propias líneas otros 5 tripulantes de los restantes 15 caen bajo el fuego enemigo del Mark IV y/o la infantería de la zona. Los restantes dos A7V se retiraron del campo de batalla tras supuestamente haber visto como el carro de Blitz había caído.

Que ocurrió después…

Tras haber finalizado el duelo con éxito, el Mark IV se quedó por la zona combatiendo y poco tiempo más tarde 7 carros Medium Mark A Whippet

se unieron al Mark IV y prosiguieron el combate contra la infantería alemana según se la iban encontrando por la zona provocándoles muchas bajas.

Más tarde durante ese día el Mark IV de Mitchell fue puesto fuera de combate al recibir un impacto cercano de mortero que rompió una de las cadenas pero la tripulación sobrevivió. Luego uno de los Whippet de la zona también tuvo un encuentro con otro A7V y fue destruido en el segundo combate de carro vs carro de la IGM.

Al anochecer los aliados realizaron una serie de contraataques que duraron toda la noche y parte del siguiente día que terminaron con la recaptura de Villers-Betronneux y la re-estabilización del frente casi inicial.

Y así terminó el históricamente muy especial 24 de abril de 1918.

Resumiendo: Fue un combate entre carros con barbeta británicos contra carros casamata alemanes, de día, en campo abierto y a una distancia de poco menos de 300m, que para la época era una distancia de combate grande.

Lecciones y conceptos de esta batalla…

El combate entre carros era algo que nunca se había visto antes y de hecho no era una opción que por entonces se consideraba como algo “realista”, con la consecuencia de que no había ningún tipo de actuación o procedimiento a realizar en dicha situación. Para eso solo hay que fijarse que ni existía munición anticarro para cualquiera de los cañones de los carros en servicio durante la IGM, solo había alto-explosivo y perdigones.

Eso significaba que ambas tripulaciones no sabían realmente que hacer e improvisaron sobre la marcha para bien como para mal. Debido a que la doctrina acorazada estaba en su infancia, de que nadie sabia realmente que hacer y de que no había radios, la coordinación/cooperación entre carros de combate era mínima o inexistente.

Todo eso tuvo como resultado un duelo en el cual el bando que realmente tendría que haber ganado (A7V) perdió y en el que dejaron un carro camarada a su suerte, ya sea durante el combate en si como en la evacuación de este, con el resultado de 8 camaradas que se fueron a Walhalla.

Los casos de los Mark IV hembras y el Medium Mark A Whippet demostraron que cada vehículo de combate tiene que llevar una armamento y/o municiones que le permiten destruir todo oponente que se le puede poner en frente. Debido a un armamento exclusivamente basado en ametralladoras estos dos carros tenían que huir y abandonar la misión o se convertían en tumbas metálicas en cuanto un carro enemigo con capacidad anticarro apareciese sobre el campo de batalla.

Solo como ejemplo otro caso de armamento extremo pero en la dirección opuesta era el Ferdinand/Elefant,

que solo tenia un cañón como armamento, luego durante la Batalla de Kursk (1943) sufrió serías bajas porque no podía defenderse de ataques cercanos de infantería y posteriormente hubo que modificar los vehículos restantes añadiéndoles ametralladoras.

Obviamente tampoco hay que caer en el otro extremo y diseñar un carro que lucha contra todo lo que existe porque los requerimientos necesarios no son compatibles, sería un vehículo carísimo, enorme, muy pesado, para nada funcional y muy mediocre o poco menos que inútil en lo que realmente tiene que hacer.

Para solucionar dicho dilema se aplican soluciones baratas y funcionales que no interfieren con las misiones principales del vehículo, unas de estas medidas son por ejemplo el uso de distintos tipos de municiones para ese mismo armamento o la ametralladora coaxial.

Para lidiar con todos los demás tipos de amenazas se aplica el concepto del combate de armas combinadas, en la cual vehículos especializados como por ejemplo el carro antiaéreo y/o otros sistemas como por ejemplo la aviación se encargan del combate contras estas amenazas particulares que se quedan fuera de las tareas y capacidades del armamento de un carro de combate.

Otro aspecto que se aprendió durante esa batalla era que los carros tenían que realizar misiones para los que inicialmente no habían sido diseñados. El Mark IV tenia como misión atacar y romper un frente fortificado enemigo pero tuvo que ser usado en el contra-ataque y luego realizar una patrulla de combate por la zona contra enemigos en los que no se había pensado (Infantería no atrincherada en campo abierto y carros de combate enemigos).

El Whippet a su vez fue pensado para penetrar en la retaguardia enemiga junto con la clásica caballería a través del hueco que los carros Mark habían creado antes y luego atacar la artillería, reservas y centros logísticos y de mando enemigos. Sin embargo tuvo que cooperar con un carro de un tipo completamente distinto, en una misión para lo que no ha sido pensando y finalmente contra un enemigo (Carro A7V) para el que nunca se suponía que debería encontrarse.

Finalmente hay que tener en mente que solo porque uno haya sobrevivido la penetración del propio carro eso no significa que se esta a salvo, aun hay que evacuar el carro y llegar a una zona segura sin caer bajo el fuego enemigo. En dicha situación el uso de granadas de humo y/o la presencia de tropas aliadas que cubren la evacuación es absolutamente vital.

******************

Aquí hemos llegado al final de un artículo completamente obligatorio, aparte de la explicación del transcurso de la batalla espero que las lecciones y problemas de este nuevo sistema que había por entonces hayan sido útiles para entender mejor la situación por entonces.

Mucha gente tiene la tendencia a enfocarse en la 2GM o las guerras modernas, sin embargo recomiendo mucho el estudio de la IGM y el periodo de entreguerras (1919-1938) porque crean y maduran los fundamentos de la guerra acorazada de las futuras décadas hasta el mismísimo día de hoy.

En el futuro habrá más artículos sobre estos dos épocas previas a la 2GM y vereis que habían progresado en esta materia mucho más de lo que comúnmente se piensa y muchas reglas de combate de por entonces aun son perfectamente validas a día de hoy.

Si en el futuro encuentro información adicional lo actualizaré.

Nos vemos en los comentarios…

Fuentes y enlaces:
Wikipedia en distintos idiomas Museo de carros de Bovington: https://www.youtube.com/watch?v=3gSjZmX179I