Cañones de alta presión de 120/122/125mm de carros de combate de la Guerra Fría (1946-1991)

Esta entrada es solo para miembros. Para leerla ingresa como miembro si ya lo eres, o hazte miembro por solo 4€ al año pinchando aquí.

Cañones de alta presión de carros de combate de la actualidad (1992-hoy)

Esta entrada es solo para miembros. Para leerla ingresa como miembro si ya lo eres, o hazte miembro por solo 4€ al año pinchando aquí.

T-64, T-72 y T-80 ¿Como terminó la URSS usando tres tanques tan similares?

La respuesta rápida y sencilla: Política, gustos personales, promesas incumplidas y tecnologías inmaduras.

Para la respuesta larga y completa todo comienza con Alexandr Morozov y el diseño del T-64.

Alexandr Morozov, el diseñador del T-64 era un genio que iba demasiado por delante de su época.

Primero algo de historia preliminar…

Alexandr Morozow era el nuevo diseñador jefe de la fabrica de tanques Malyshev en Kharkov y había ocupado este puesto después de la muerte de Mikhail Koshkin, el diseñador del famoso T-34. Durante la 2GM cuando la industria pesada fue evacuada hacia los Urales estuvo trabajando en la Fabrica Nr.183 en Nizhni-Tagil, que hoy en día conocemos como Uralvagonzavod, el productor del T-72. Más tarde después de la reconquista de Kharkov por el Ejercito Rojo durante 1944, Morozow volvió allí a la Fabrica Nr.75 que había sido reconstruida y tomo el liderazgo de esta junto con un equipo de ingenieros y diseñadores de Nizhni-Tagil. En el futuro inmediato desarrollo y produjo el poco conocido T-44 y el famoso T-54.

Morozov comienza con el diseño de los prototipos del T-64.

Una vez desarrollado el T-54 Morozow tenia la ambición de desarrollar un tanque revolucionario para reemplazar el T-54 y de hecho ya comenzó con el trabajo de este tanque en 1947. Como diseñador Morozov iba muy por delante de su tiempo y tenia un tremendo interés por nuevas tecnologías y mantenía una relación estrecha con los correspondientes científicos, ingenieros y oficinas de diseño.

En 1954 se presenta un diseño preliminar a las autoridades en Moscú pero estos estaban muy escépticos y dudaban de la madurez de las tecnologías usadas. Sin embargo Dmitry Ustinov, que por entonces era el ministro de  la industria de defensa soviética y el jefe de la comisión del complejo industrial-militar estaba a favor y uso su influencia para dar luz verde al desarrollo de una serie de prototipos. Ustinov siempre tenia un ojo sobre todos los desarrollos principales armamentísticos y a diferencia del los mandos militares que eran mucho mas conservadores, él favorecía en cambio los sistemas militares mas innovativos y si era necesario usaba su posición para imponerlos y así dar ventaja a la Unión Soviética en la carrera tecnológica contra la OTAN.

Dmitry Ustinov, políticamente muy poderoso y un gran aficionado a las últimas tecnologías. Se encarga de que el T-64 sobreviva y de que juntos con otros el T-80 entre en servicio.

A partir de 1956 varias oficinas de diseño desarrollan y demuestran sus prototipos para un nuevo tanque ya que por entonces la URSS se había enterado del desarrollo del Chieftain, el M60 y el cañón L7 de 105mm y por lo tanto había serias preocupaciones en los altos mandos del Ejercito Rojo.

De todos los prototipos presentados destacaban dos: El Objekt 140 de Nizhny-Tagil que estaba basado en una filosofía conservadora y evolutiva que termino siendo el T-62, mientras que Morozov presentó su Objekt 430, el cual era el más innovativo y avanzado de todos pero tenia una serie de problemas sobre todo en relación al motor y tren de rodaje que llevo a que se desarrollasen varios prototipos más culminando finalmente en el Objekt 432.

Nikita Khrushchev, el primer secretario de  la URSS
y el que ordena la producción en serie del T-64.

En 1962 se hizo una demostración de este prototipo a las autoridades de Moscú entre las cuales estaba presente Nikita Khrushchev, que por entonces era el primer secretario del partido comunista o sea el que tenia la última palabra en todo. Khrushchev quedó tan impresionado con la demostración que ordenó impulsivamente la producción en serie de inmediato y eso cuando las pruebas aun no habían terminado. No sé yo pero todo esto me recuerda a algo muy parecido que pasó con el F-35 Joint Strike Fighter…

En fin, volvamos a tierra.

A partir de 1963 se comienza la producción en serie y el plan por entonces era producir inicialmente 500 tanques al año y subir gradualmente la producción hasta los 1800 tanques al año y a partir de 1965/66 la fabrica de tanques de Omsk y Nizhni-Tagil deberían de haber dejado de producir el T-55 y T-62 para pasar también a la producción del T-64.

A partir de 1964 es cuando la cosa se pone viciosamente interesante…

Objekt 432 – El prototipo del T-64

Las unidades blindadas empiezan ha recibir los primeros Objekt 432 producidos en serie para probarlos y se demuestran serios problemas principalmente con respeto al motor, el tren de rodaje y el cargador automático, el precio era 2,3 veces mayor y el tiempo de producción incluso 3,85 veces más largo en comparación al T-62.

Para colmo la oficina de Kharkov daba promesas con respecto a la entrada en servicio definitiva del tanque que eran demasiado optimistas y por lo tanto no podía cumplir. Mientras tanto Moscú empieza ha perder la paciencia y ordena la realización de mejoras en los siguientes lotes de producción, de hecho los problemas con respecto al motor son tan severos que también se ordenan a otras oficinas el estudio y diseño de otros motores alternativos por si Morozov no consigue al final que su motor funcione como es debido.

El asunto empeora drasticamente por esos tiempos porque dentro del partido comunista se ha liado una buena entre Nikita Krushchev y Leonid Brezhnev y las distintas facciones empiezan a pelearse por el poder. Todo este follón no pasa por la industria militar sin dejar mella y las oficinas de tanques de Leningrado y Nizhni-Tagil empiezan a usar el follón y las quejas del ejercito con respecto al T-64 para ganar apoyo político y llevar hacia delante los propios diseños.

Y como guinda final al pastel los mayores oponentes del Objekt 432 no son nada que menos que los propios jefes del directorado de tanques del ejercito y finalmente Ustinov se vio obligado a orquestar una jugada con el KGB para incriminar a dichos jefes de haber violado supuestamente unas importantes normas de seguridad y relevarlos así de su cargo.

Al poco tiempo después a finales de 1966 el Objekt 432 fue declarado “apto” para el servicio y fue introducido en el Ejercito Rojo como T-64 y mientras tanto Morozov y otros oficiales recibieron el Premio de Lenin por su trabajo.

La cosa empieza a torcerse con el T-64…

Obviamente el tanque no estaba ni de lejos listo para el servicio y la producción se interrumpía constantemente en las fabricas debido a que había cambios contantes en los subsistemas para cumplir con las metas de fiabilidad. En paralelo se ordenó a Leningrado y Nizhni-Tagil el desarrollo de los prototipos alternativos Objekt 219 con turbina de gas y Objekt 439 (Nombre después cambiado a Objekt 172) con un motor diésel V-45.

Objekt 219 – El segundo e inesperado rival del T-64A

Para 1969 ya se había puesto en servicio el T-64A y aunque este tanque era mucho más fiable que su antecesor, el T-64, seguía sin conseguir lo exigido pero solo por un margen muy pequeño. Aunque el T-64A estaba ya casi listo ya le había salpicado demasiada mala fama de su antecesor y el ejercito estaba más que harto de este tanque.

Justamente en este momento es cuando Nizhni-Tagil tiene su prototipo alternativo listo que se supone que debería ser un T-64 con motor diésel V-45, pero se han saltado directamente las ordenes de Moscú y han puesto sobre el campo de pruebas un prototipo que de hecho tiene muy poco en común con el T-64, ya que a parte de dicho motor han cambiado la suspensión, tren de rodaje y el cargador automático por un modelo propio.

Leonid Kartsev, el diseñador rebelde del T-72 que desobedece las ordenes de Moscú y presenta un prototipo muy distinto que resulta muy prometedor. A diferencia de Morozov, es más conservador y evolucionista con sus diseños pero aun así muy exitoso.

El prototipo era tan distinto que hubo que cambiarle el nombre designándolo Objekt 172 y fue puesto a prueba contra el T-64A y los resultados fueron tan prometedores que los generales del ejercito e incluso el ministro de defensa se habían aliado con los “rebeldes” de Nizhni-Tagil a favor de este tanque.

Objekt 172 (Antes denominado Objekt 439) – El primer oponente del T-64A y que era completamente distinto a lo esperado.

En 1971 hubo un encuentro entre Morozov con su equipo y una delegación con los más altos lideres del ministerio de defensa entre los que también se encontraba el por entonces secretario del comité central Ustinov y el ministro de defensa Grechko.

Durante ese encuentro fueron directamente al grano y amenazaban con terminar la producción del T-64A de una vez por todas, pero gracias a la influencia de Ustinov y el hecho de que las últimas pruebas del T-64A demostraron que el tanque ya estaba plenamente listo y cumplía con todo lo requerido, al final se salvó la producción de este tanque.

Mientras que el T-64 luchaba por su supervivencia los otros dos oponentes de las demás oficinas habían prosperado y aunque Ustinov pudo salvar al T-64A, le fue imposible impedir el inicio de la producción en serie del Objekt 172 como el T-72 Ural de Nizhni-Tagil tanto en la URSS como más tarde en Polonia y Checoslovaquia.

El ejercito entero y el ministro de defensa estaban encantados con el T-72, no solo había sido durante su periodo de pruebas mucho más fiable y menos problemático que el T-64A era además casi un 30% más barato de producir.

El juego aun no ha terminado para el T-80…

Nikolay Popov, el diseñador del T-80 es también innovador pero obediente.
Su tanque es exitoso y políticamente muy querido.

El T-64A se había salvado, el T-72 había entrado en producción en 1973 pero el Objekt 219 de Leningrado aun estaba en juego. Inicialmente el Objekt 219 solo estaba pensado como un prototipo para testear la por entonces muy novedosa turbina de gas, de que entrase en servicio como un remplazado del T-64A era algo que se veía como una opción muy remota.

Por entonces producir en serie dos tanques principales de batalla era para el ejercito como para la industria casi como una locura y por lo tanto estaban completamente en contra de introducir un tercer tanque, mas aun con una turbina que aparte de haber sido otro motor adicional a producir, encima mucho más caro y consumía mucho más combustible.

Grigory Romanov, un político regional con mucho futuro.
Junto con Ustinov se encarga de que el T-80 entre en servicio pese a todas las desventajas.

Sin embargo este hecho les daba igual a los políticos de Leningrado y especialmente Grigory Romanov, que por entonces era muy carismático y una estrella política en muy rápido ascenso hacia la cúspide. Todos estos pujaban por el Objekt 219.

Ustinov por entonces ya estaba algo cansado del T-64 pero le siguió siendo fiel, sin embargo el Objekt 219 se había convertido en su nuevo juguete favorito porque tenia la por entonces muy nueva turbina de gas y todo lo que es nuevo, revolucionario e innovador le mola un montón.

¿Qué ocurrió? En 1976 el por entonces ministro de defensa Grechko y la única persona con suficiente poder para detener este disparate logístico había fallecido.

Andrei Grechko, el único que puede llevarle la contraria a Ustinov.
Esta harto del T-64, ordena la puesta en servicio del T-72 y bloquea la introducción del T-80.
Pero tras su fallecimiento no hay ningún obstáculo para que el T-80 entre en servicio y así ocurrirá.

Ustinov entonces pasó de secretario del comité central a ministro de defensa y su puesto pasado fue ocupado posteriormente  por Romanov y voilá, al poco tiempo el Objekt 219 entró en servicio como T-80 y lo que pasó después es historia…

Ahora tenia la URSS tres tanques en servicio que fundamentalmente eran muy parecidos ya que los tres nacieron de los mismos prototipos pero con motores, suspensiones y otros subsistemas completamente diferentes entre si.

En resumen tenemos un gran meollo:

  • Por un lado primero con un diseñador futurista que pilla la curva en el último momento con su diseño radical,
  • un segundo diseñador rebelde con un diseño convencional pero tan exitoso que es políticamente intocable
  • y finalmente un tercer diseñador con un tanque menos radical pero innovador y solido que disfruta de un tremendo apoyo político.
  • Por el otro lado tenemos políticos con gustos personales y favoritismos regionales contra generales e industriales con sentido común y lógica, y así es como se llega a tener tres tanques distintos cuando debería haber sido solo uno.

El concepto del “carro de movilización” que nunca llegó a existir

Como ya sabemos el T-64 era demasiado futurista para su época y por lo tanto muchas tecnologías no estaban del todo maduras y no se estaba seguro si este carro tal y como era llegaría a estar listo o no. Especialmente su motor de pistones opuestos causaba por entonces muchos problemas (Para más información: El motor de pistones opuestos. El Talón de Aquiles del Chieftain y del T-64) y como solución alternativa se ordenó el desarrollo de un prototipo de T-64 basado en el clásico motor en V, el cual llevaría luego al T-72.

Finalmente el motor de pistones opuestos llegó a funcionar y entró en servicio pero se dieron cuenta de que este motor requería un tiempo de producción bastante mayor así que se decidió seguir manteniendo este concepto junto con su prototipo en caso de que la Guerra Fría se volviese caliente a corto plazo y hubiese que subir la producción al máximo para llegar a los números requeridos.

Sin embargo como ya sabemos dicho “modelo de movilización” denominado Objekt 439 fue modificado por Leonid Kartsev para convertirse en el Objekt 172, con el resultado de que los enemigos del T-64 estuvieron tan encantados que decidieron iniciar la producción en serie del Objekt 172 como T-72.

Por lo tanto tenemos tres asuntos claves a tener en mente que invalidan la existencia de un “carro de movilización”:

  • El Objekt 172 fue diseñado por Leonid Kartsev para vencer al T-64, por lo tanto el T-72 no era un carro “auxiliar”, “alternativo” o “de movilización”. Era un competidor directo del T-64 por el puesto del carro de batalla principal del Ejercito Rojo y estaba perfectamente a la altura en capacidades como para poder vencer y de hecho venció.
  • Una vez que Gretchko y sus generales decidieron producir el T-72 en serie y encima en tantos números queda claro que ya no podemos hablar de “carro de movilización” porque en tiempos de paz esta de facto en servicio y listo para el combate
  • El T-64 y el T-80 solo sobrevivieron gracias al tremendo poder político de Ustinov, sin el apoyo de este militar ninguno de estos dos carros nunca habría pasado de la fase de prototipo, claramente no mientras Gretchko estuviese presente. Eso habría tenido como resultado que el T-72 habría sido el único carro de combate del Ejercito Rojo.

Teniendo estos tres puntos fundamentales en mente queda claro que la idea de un “carro de movilización” solo era vigente durante el proceso de desarrollo del T-64 con sus correspondientes prototipos Objekt 430 y 432. Una vez que el Objekt 172 entró en escena y luego ocurriese lo que ya sabemos queda claro que el concepto de “carro de movilización” solo fue una idea que nunca llegó a materializarse.

Por eso reitero que en si el T-72 nunca fue un carro de segunda categoría y estuvo perfectamente a la altura del T-64 el cual por entonces era el carro más avanzado que existía (Para más información: Hitos de la guerra acorazada: El T-64A/B. El Titán desconocido).

La percepción común de que el T-72 fuese un carro de segunda categoría se le fue asignada por motivos logísticos y no porque el carro tuviese algún tipo de deficiencia, pero eso lo veremos con algo más de detalle en el siguiente segmento…

¿Qué hicieron luego con estos tres carros de combate?

Una vez que estos tres carros estaban en producción había que mitigar de alguna forma los efectos de este desastre, así que basados en los puntos fuertes y débiles de cada carro se decidió hacer lo siguiente:

  • Como el T-72 era el carro más barato de producir se decidió producirlo principalmente para las divisiones de infantería basadas en vehículos de transporte de infantería BTR. Estas divisiones formaban el ~75% de todas las divisiones de combate del Ejercito Rojo. Al estar pensado como carro para apoyar a la infantería no se requería los subsistemas más capaces lo cual bajaba aun más el precio de este carro.
  • Al ser el más sofisticado y caro el T-80 sería asignado a las divisiones blindadas, las cuales formaban el 25% restante de todas las divisiones de combate. En dichas unidades la infantería usaba los vehículos de combate de infantería BMP. Un típico ejemplo La Cuarta División de Carros de la Guardia “Kantemirovskaya”
  • El T-64 también sería asignado a las divisiones blindadas pero más bien como carro secundario, ya que a partir de inicios de los 80 quedaba claro que debido a la suspensión las opciones de modernización estaban limitadas, por ejemplo los T-64 nunca recibieron el blindaje reactivo-explosivo Kontakt-5 porque era demasiado pesado. Aun así en esta tarea como carro secundario habría sido un carro muy efectivo contra la segunda liga de la OTAN (= M48, M60, Chieftain, Leopard-1 y AMX-30).

Hay fuentes que mencionan que el T-64 y más tarde el T-80 estaban pensados para las divisiones “De la Guardia”, otras fuentes dicen que el termino “De la Guardia” ya no tenia ese significado durante la Guerra Fría que en su tiempo tuvo durante la 2GM y que este nombre se llevaba más bien por motivos de tradición, y que por lo tanto uno no debía esperar que estuviese tratando con una unidad de élite con equipamiento y capacidades superiores.

Fuese como fuese si queda claro que la tendencia en el uso de estos carros es la que yo he mencionado algo más arriba, aunque también aviso que siempre podía haber excepciones. A día de hoy parece que eso no se lleva tan a rajatabla como antes, por ejemplo la famosa Segunda División de Fusileros Motorizados de la Guardia “Taman” están presentes tanto T-72 como T-90 junto con BTRs y BMPs.

Aun así a día de hoy parece que el T-72 sigue más o menos donde siempre a estado, el T-80 ha sido reasignado como carro de combate “regional y/o para circunstancias especificas” (= Combate en el ártico) mientras que el T-90 ocupa hoy el puesto como el carro de combate primario.

Por si tenéis más interés en este tema os dejo los siguientes enlaces con información adicional:

Hitos de la guerra acorazada: El T-64A/B. El Titán desconocido.

El motor de pistones opuestos. El Talón de Aquiles del Chieftain y del T-64.

Mitos y propaganda: La muy baja fiabilidad del T-64 y sus posteriores versiones

Diferencias al detalle entre T-64, T-72 y T-80

Muy bien, ahora ya sabéis lo que ha pasado exactamente y podéis vocalizar vuestro asombro y opiniones en los comentarios….

Un saludo caballeros

Misiles disparados por el cañón – Historia y evolución. Parte 2 de 3.

Hola a todos.

Seguimos con la segunda parte de esta serie de artículos. Para los que quieren repasar antes la primera parte aquí os dejo en el enlace: Misiles disparados por el cañón – Historia y evolución. Parte 1 de 2.

El camino soviético

Los soviéticos comenzaron con el desarrollo de este tipo de armamento dos años más tarde que los americanos en 1962. El desarrollo de este proyecto estaba bajo la dirección del diseñador de carros Pavel Pavlovich Isakov

de la Fábrica de Tractores de Chelyabinsk y que culminaron en el desarrollo del prototipo Objekt 775.

El Objekt 775 producido en 1962 o 1964 según las fuentes, era un carro que se caracterizaba por usar un cañón sin retroceso D-126 del calibre 125mm de ánima rayada y que disparaba tanto el misil anticarro Rubin como el cohete no-guiado Bur con ojiva de alto-explosivo.

El misil Rubin estaba guiado por un sistema SACLOS de radio, era del calibre 125mm, tenia una longitud de 150,5cm, una ojiva de carga hueca con una penetración de 500mm RHA, 4000m de alcance y la velocidad era alrededor de los 550m/seg.

Sin embargo tanto el Objekt 775 como el misil Rubin no fueron puestos en servicio entre otras cosas debido a la muy alta complejidad del sistema junto a una baja fiabilidad.

Por esas mismas fechas se creó el muy poco conocido Object 780 de 1963

que partía de la base de un Object 775. Este prototipo se diferenciaba del anterior en que disponía de tres tripulante en vez de dos y usaba un verdadero cañón de ánima rayada del calibre 125mm, la munición era la misma. Resumiendo se podría decir que este prototipo era el equivalente soviético al MBT-70 germano-americano y al igual que este tampoco entró en servicio.

Como podemos ver inicialmente la URRS iba por un camino muy similar al americano, pero había una diferencia fundamental y era que justamente por esas fechas los sovieticos habian introducido el cañón de ánima lisa con munición de flecha en los carros T-62 y T-64.

El misil Rubin fue luego estudiado para poder implementarlo en el T-64 sin embargo se demostró que los subsistemas eran demasiado voluminosos y pesados para un carro de combate que ya por si había sido diseñado para ser lo más pequeño y ligero posible. Este hecho junto con el gran potencial y bajo precio que ofrecía el cañón de ánima lisa y la flecha hicieron que la URSS se despidiera por ahora del misil disparado a través del cañón.

Después de 7 años sin ningún trabajo en este campo la URSS vuelve a prestar atención al tema del misil guiado a través del cañón y se rumorea que fue por un lado debido a la introducción del primer helicóptero de combate de la historia militar: El Bell AH-1 Cobra de 1967

y por el otro lado a la introducción del M551 Sheridan en 1969 y el M60A2 Starship en 1973.

Para 1971 la URSS vuelve a trabajar otra vez en el desarrollo de una segunda generación de misiles guiados a través del cañón pero esta vez a través de la empresa especializada en misiles antiaéreos KB Tochmash de Moscú y bajo la tutela del diseñador y científico Alexander E. Nudelman.

Por esas fechas el T-64 inicial con su cañón de ánima lisa 2A21 de 115mm había evolucionado hacia el T-64A con el nuevo cañón de ánima lisa 2A46 de 125mm. Así que el criterio técnico fundamental del nuevo misil era muy simple: Tenía que integrarse al 100% al cañón actual y su cargador automático para que así se pudiesen seguir empleando al máximo las virtudes del cañón de ánima lisa y sus municiones. En la siguiente foto vemos el misil 9M112 Kobra dentro de un sujetador del cargador automático.

5 años después Alexander E. Nudelman y su equipo lo consiguen con el desarrollo del misil 9M112 Kobra, el cual es integrado junto al nuevo sistema de tiro 1A33 en el vanguardista T-64B de 1976.

A diferencia del MGM-51 Shillelagh con su guiado SACLOS infrarrojo el misil Kobra se caracteriza por un guiado SACLOS de radio, una penetración de 500mm RHA, alcance de entre 100m y 4000m, y una velocidad de 400m/seg.

Luego ya a partir de entonces la URSS introduce consecutivamente versiones mejoradas del Kobra y luego el aun mas mejorado 9M128 Agon. Con cada nueva nueva versión hubo mejoras en la electrónica interna y en la capacidad de penetración de la carga hueca y la introducción final de una carga hueca en tándem contra blindajes reactivos.

Luego a partir de los inicios de los 80 la conocida empresa KBP Instrument Design Bureau de Tula se une a la fiesta y desarrolla la tercera generación de misiles disparados a través del cañón. Esta nueva generación conocida como Svir y Reflex son para las últimas versiones de T-72 y T-80 y los futuros T-84 y T-90.

Técnicamente se caracterizan porque los componentes son mas baratos de producir, de menor tamaño y necesitan menos mantenimiento. El guiado SACLOS ya no es por un enlace de radio sino a través de rayo láser, el alcance llega a los 5000m con el Reflex (El Svir aun se queda con 4000m), las cargas huecas son ahora en tándem y con mayor capacidad de penetración.

Como guinda final al pastel los misiles están ahora disponibles con otras ojivas como la termobárica con 4,5kg de explosivos y un alcance de 4000m, o el alto-explosivo-incendiario con 9kg de explosivos y un alcance de 3000m. Somo como punto de referencia os indico que el proyectil de 125mm de alto-explosivo solo contiene 3,2kg de explosivos.

Para rematar todo este asunto para inicios de los 80 la URSS desarrolla e introduce en paralelo una nueva familia de misiles llamada 9K116 Kasket

basada en la tecnología de los Svir/Refleks. Estos misiles están pensados para ser disparados a través de los cañones de menor calibre, de distintos tipos y más antiguos que aún estaban en servicio en la URSS.

En resumen hablamos del cañón de alta presión y ánima rayada D-10T de 100mm del T-54/55, el 100mm de alta presión y ánima lisa del cañón anticarro T/MT-12,

el 2A20 de 115mm de alta presión y ánima lisa del T-62 y finalmente el cañón de baja presión y ánima rayada 2A70 de 100mm usado en el BMP-3.

Por lo tanto para mitad de la década de los 80 todos estos sistemas que hubiesen sido modernizados (Solo una parte fue modernizada debido al alto precio) podían poner fuera de combate a 5000m de distancia y con un impacto frontal a cualquier carro antiguo de la OTAN (AMX-30, Centurión, Chieftain, M48, M60, Leopard-1) y la triada (M1 Abrams, Challenger-1 Leopard-2) si el impacto se lograba en el lateral en ángulo perpendicular.

¿Por qué fue la URSS más exitosa que EEUU?

Como hemos visitas al inicio la URSS tenía más o menos los mismos problemas que EEUU, había aplicado soluciones similares llegando a resultados similares. Al igual que los americanos se olvidaron del concepto sin haber puesto ningún sistema en servicio mientras que los americanos con sus muy cuestionables “políticas de desarrollo y adquisición” ya habían puesto en servicio el M551 Sheridan, el M60A2 y se habían enrollado por completo con el MBT-70.

Por lo tanto el daño ya estaba hecho y ya solo se trataba de sacarle el poco jugo que le quedaba a este concepto y realizar un control de daños, ya que el misil pertenecía al inventario oficial sobre el papel pero en la práctica era casi inexistente y solo fue usado unas pocas veces durante la Guerra del Golfo de 1991.

Cuando la URSS decide más tarde intentarlo otra vez en 1971 y consigue poner sus misiles en servicio en 1976, EEUU ya está usando esta tecnología desde hace 8 años con el ya mencionado M551 Sheridan y desde hace 3 años con el M60A2 Starship.

Sin embargo esta segunda vez la URSS partía con tres ventajas fundamentales:

  • La tecnología ya había avanzado una década más, ya que el MGM-51 Shillelagh es tecnología de los 60 mientras que el 9M112 Kobra es de los 70. Por lo tanto se disfruta de menor tamaño y mayor capacidad y madurez de los componentes.
  • A diferencia de la primera vez y de los americanos la orden de desarrollo de dicho sistema se la dieron a una empresa especializada en misiles (KB Tochmash). Los americanos sin embargo le dieron el contrato a Ford Aeronutronic mientras que por entonces los misiles más relevantes eran desarrollados por Hughes Aircraft Company o Raytheon y por lo que parece estas empresas nunca recibieron un contrato para desarrollar un misil disparado a través del cañón.
  • El cañón de ánima lisa ya estaba disponible desde los inicios de la década de los 60. Eso era ventajoso no solo por sus propias virtudes en sí sino porque también facilitaba mucho el desarrollo del misil ya que no había que estar pendiente de la ánima rayada. El cual en el caso del Shillelagh si era un problema y al inicio tan serio que el cañón se rompía con mucha mayor rapidez. Solo como punto de referencia os indico que EEUU no tuvo un cañón de ánima lisa hasta dos décadas y media más tarde en 1985 con el M1A1 Abrams y su cañón M256.

Por entonces desde 1969 hasta 1976 EEUU era la única nación del mundo que empleaba esta tecnología pero cuando la URSS se unió a la carrera en 1976 adelantó a EEUU inmediatamente y le dejó al instante lejos detrás de sí gracias a estas tres mencionadas ventajas.

Ya que no solo había introducido un sistema que era ampliamente mejor en todos los parámetros, sino que además podía ser instalado retroactivamente en carros y otros sistemas de artillería anticarro (M/MT-12 Rapira y 2A46 Sprut-B) ya sean antiguos o modernos y no tenía que renunciar a las virtudes de ninguno de los cañones que estaban en servicio ya sean de ánima rayada o lisa y de alta o baja presión.

A partir de 1976 la URSS tomó el liderazgo mundial con respecto a estas tecnología, gracias a este logro los carros T-64B de 1976 y T-80B de 1978 tuvieron un margen de 4 y 2 años respectivamente en el cual disponían de una superioridad absoluta en potencia de fuego.

Ningún carro de la OTAN por entonces podía encajar un impacto de estos misiles sobre el arco frontal disparado a más del doble de distancia y tasa de acierto de la que ellos podían devolver el fuego al oponente soviético.

Desde 1976 hasta 1998 la URSS y luego Rusia disfrutó una fase de absoluta superioridad en esta clase de armamento, pero un año más tarde un tercer jugador que también entiende mucho de tecnologías y de la guerra acorazada se uniría al juego: Israel.

Y sobre este tercer jugador y su “juguete” hablaremos en el próximo artículo…

Nos veremos en los comentarios

Un saludo caballeros.