Usando el diseño como protección – Conceptos y medidas técnicas.

En este artículo vamos a fijarnos en el uso del diseño, configuraciones y medidas técnicas para aumentar de forma directa o indirecta la protección del tanque contra proyectiles disparados por el enemigo y le echaremos un vistazo a los distintos conceptos que se usan. Veremos también el patrón fundamental que se observa muy a menudo en cada diseño de un tanque, que al final siempre termina prohibiendo cualquier tipo de perfección y sin cualquier piedad o excepción impone a cambio un resultado basado en el compromiso y el equilibrio de capacidades ya que cada ventaja se paga con una o varias desventajas. Yin y Yang nos mandan un saludo…

Debido a que el diseño de las torres es un tema más complejo y extenso he decidido quitarlos de este artículo y escribiré otro a parte.

Muy bien comencemos…

CONFIGURACIONES

Configuración 1 – Ser bajito:
Un tanque es que es alto tiene ventajas como por ejemplo poder usar soldados más altos, disponer de una capacidad mayor para detectar blancos o el lujo de una ergonomia mejorada, pero todas esas ventajas se pagan por ejemplo con ser más caro de producir (más grande = más material), ser más fácil de detectar y de impactar.
Estudios realizados durante la IIGM y la Guerra de Corea han demostrado claramente que el riesgo de ser acertado en combate guarda una estrecha relación con la altura del vehículo con el resultado de que más de la mitad de los impactos aciertan en la torre. El tanque actual que más esta en contra al concepto de ser bajito es el M60 y sus posteriores versiones, las cuales tiene una altura hasta el techo – sin contar la torreta del comandante – de 3,23m y de hecho en un gráfico que se publicó en Tank.net demostró que debido a la mayor altura de este tanque su torre se lleva de hecho 2/3 de todos los impactos en vez de la mitad.

Viendo este gráfico vemos que el 65% de los impactos es entre los 2,04m (Techo del chasis) y los 3,23m (Techo de la torre sin contar la torreta del comandante). 33% de los impactos es entre 1m sobre el suelo y los 2,04m y finalmente los 2% restantes impactan entre el suelo y un metro del altura.

Ahora que tenemos esto como referencia fijémonos por ejemplo en un T-80 el cual tiene una altura hasta el techo de 2,2m y es por lo tanto poco más de un metro más bajo que un M60 pero paga por esa ventaja por ejemplo con un rango vertical de tiro menor y por lo tanto no puede hacer uso de todas las coberturas que hayan disponibles sobre el terreno aunque esta desventaja es circunstancial. Pongamos ambos tanques lado a lado y veamos los resultados…

Aquí podemos ver que el T-80 – o cualquier otro tanque con la misma altura – estadisticamente no será acertado por más del 50% de los disparos contra él. Abajo os dejo otra foto más donde se ve la diferencia de altura entre un T-80U y un Centurion con una altura de 3,01m hasta el techo de la torre.

¡Nuevo!
La siguiente imagen de la guerra civil Siria ya lo dice todo: Aquí vemos un T-55 (Altura 2,4m) que por muy poco no es impactado por el misil, en ese mismo lugar y situación un M60 – o cualquier otro tanque o vehículo con una altura de poco más de 3m – habría sido puesto fuera de combate con trágicas consecuencias para su tripulación. Si, el T-55 es un tanque poco ergonómico e incomodo pero aun en el siglo XXI en tiempos de misiles guiados, esa incomodidad y baja ergonomia te puede salvar la vida.

Configuración 2 – Ser aun más bajito renunciando a una torre:
Este concepto es el de los tanques casamata que renuncian a las ventajas de una torre a cambio de ser aun más bajo entre otras ventajas. El ejemplo más moderno de este concepto es el Striddsvagn-103 el cual llega una altura sobre el techo de solo 1,9m. Volvamos a ver el gráfico…

Viendo esto se puede ver que estadisticamente 2/3 de todos los disparos contra el Stridsvagn no darán en el blanco. En la siguiente foto vemos la comparación del Stridsvagn con el Centurion (3,01m).

Configuración 3 – Conductor posicionado en la torre en vez del chasis:
Los prototipos AMX ELC (= Engin Léger de Combat = Motor ligero de combate) y MBT-70 tenia una peculiaridad que para mantener la altura del vehículo lo más baja posible se decidió colocar al conductor dentro de la torre en vez del chasis, consiguiendo así una altura de solo un 1,58m y 2,29m respectivamente.

Aqui vemos la torre del MBT-70 y el número 3 es la escotilla del conductor. Imagen: Wikipedia

En el caso del MBT-70 el conductor estaba en una capsula que giraba siempre en dirección contraria a la torre para que así el conductor pudiese mantener su vista hacia el frente y también permitía girarla 180° para poder conducir marcha atrás con máxima eficacia y velocidad.

Aunque a primera vista prometedor, en realidad resultó que este sistema hacia el tanque mucho más complicado de conducir y caro de producir y de mantener, y al tener un conductor sentado en una capsula girando de una dirección a la otra mientras que chasis y torre también lo hacían resultaba en que el conductor perdía siempre la orientación, algo muy grave y peligroso si tenemos en mente que este prototipo era mucho más ágil y rápido que los demás tanques de su época y que en caso de accidente habría puesto las vidas de los tripulantes en un serio peligro.

Configuración 4 – Motor en la parte frontal del tanque
Esta configuración es bastante típica en varios tipos de vehículos de combate como por ejemplos vehículos de combate de infantería, en tanques es menos común siendo el Stridsvagn-103 y el Merkava su exponentes más actuales con esta configuración.

Esta configuración tiene dos ventajas: La primera consiste en usar el motor como elemento adicional de blindaje creando así más espacio, distancia y obstáculos entre la tripulación y el proyectil que impacta en el frontal del chasis. La segunda es que permite colocar el compartimiento de la munición en la parte trasera y más segura del tanque.

En el caso del Merkava también se aprovechó esta configuración para instalar una puerta en el trasero del tanque proporcionando así otra vía adicional para evacuar el tanque.

En el Stridsvagn se usa para amunicionar el tanque con más rapidez.

Las posibles desventajas son que al tener el motor y transmisión delante el diseño y producción se complican debido a que hay que harmonizar la protección, las condiciones necesarias para un uso sin problemas del motor y sus necesidades de mantenimiento. Eso puede llevar a que el blindaje tenga huecos balísticos debido por ejemplo a la necesidad de poder acceder al motor/transmisión, la toma de aire, la colocación del tubo de escape, el camuflaje contra visores termales sufre y el mantenimiento puede ser más engorroso ya que hay que abrir pesados portones de blindaje.

MEDIDAS TÈCNICAS

Medida técnica 1 – Suspensión hidroneumática controlada sobre ciertos ejes o todo los ejes:
La suspensión hidroneumática es lo mejor de lo que un tanque a día de hoy puede tener, aunque conlleva un precio superior, más complejidad y gasto de espacio en el chasis. Como ya sabemos ser más bajo ofrece ser un blanco menor pero reduce también la posibilidad de usar ciertas coberturas del terreno debido a la baja capacidad de bajar el cañón, por lo tanto esta medida puede bajo ciertas circunstancias empeorar indirectamente la protección PERO si se dispone de una suspensión hidroneumática controlada sobre los ejes frontales y traseros se anula tal desventaja por completo.
En la siguiente foto (Fuente: Tankograd In Detail) vemos un ejemplo excelente de esta capacidad.

La guinda absoluta sobre el pastel es si encima el control de la suspensión abarca todos los ejes porque entonces no solo disponemos de la capacidad de usar más coberturas que hayan disponibles por el terreno sino que ademas se puede usar también para bajar la altura del tanque. El tanque K2 Black Panther dispone de tal suspensión y en el siguiente GIF (Fuente: Youtube) podemos disfrutarla en acción.

Medida técnica 2 – Conductor semitumbado:
Esta medida es una peculiaridad de los tanques británicos (Chieftain, Challenger-1 y sospecho que el Challenger-2 también pero no he visto aun ningún vídeo o foto) donde el conductor esta en una posición semitumbado para así reducir la altura de chasis y por lo tanto la altura total del tanque. En la siguiente foto vemos el conductor de un Challenger-1.

Medida técnica 3 – Usar transmisión y motor en un bloque:
Históricamente muchos tanques – a excepción de la mayoría de los británicos – se caracterizaban por tener el motor en la parte trasera del chasis mientras que la transmisión estaba en la delantera y eran unidos por un eje de articulación que cruzaba todo el chasis. La desventaja de todo esto era que se desperdiciaba mucho espacio dentro del chasis y provocaba que la altura de este fuese mayor ya que había que crear ese espacio adicional para dicho eje.

En rojo la transmisión, en verde el eje de articulación y en azul el motor.
En este dibujo de un M4 Sherman se ve muy bien cuanto espacio quita el eje y obliga a los tripulantes a estar sentados a más altura.

Después de la 2GM la mayoría de los fabricantes se despidieron de este diseño y empezaron a trabajar en otros donde el motor y la transmisión estaban juntos y eso independientemente si este bloque estaba luego instalado en el frontal o trasero del vehículo. El tanque japonés Tipo-61 (Año 1961) fue el último tanque que seguía usando este diseño obsoleto.

Medida técnica 4 – Hoja de bulldozer
Este dispositivo puede ser un elemento fijo del tanque o puede ser un equipamiento adicional que puede ser acoplado dependiendo de las circunstancias. La hoja de bulldozer se usa para cavar – tiempo necesario ~15minutos dependiendo de la tierra – una posición defensiva para que este luego exponga durante el combate una silueta menor y sea por lo tanto más difícil de detectar y acertar por el enemigo.

Para que podáis ver como afecta tal posición la tasa de acierto de un tanque enemigo os dejo este enlace: El disparo con máxima precisión – Una mirada más detallada a este reto

———————

Muy bien, de momento ya no se me ocurren otras medidas o configuraciones con respecto a la protección así que creo que hemos llegado al final.

Si se me ocurre algo más lo incluiré y será mencionado en la pagina de Últimos cambios.

La movilidad general – Movilidad táctica para vehículos sobre cadenas

La mobilidad tactica se define como la facultad de un vehículo de combate para moverse por el campo de batalla poco antes de entrar o estando en contacto con el enemigo y exige varias capacidades que son en parte contradictorias con otros factores y parametros muy importantes, por lo tanto el compromiso y equilibrio son principios fundamentales a la hora de diseñar un tanque o cualquier otro vehículo de combate blindado.

Vamos a ver ahora esos 4 criterios principales con más detalle.

1. Poder moverse sobre la gama entera de terrenos que van desde suelos muy blandos hasta muy duros. La capacidad para moverse a traves de suelos muy duros exige un tren de rodaje robusto ya que el suelo no cede y en el caso de suelos rocosos el impactos entre piedras o rocas y la cadena pueden hacer que esta se rompa (Me pasó a mi una vez). La capacidad para poder moverse sobre suelos blandos depende en gran medida por la presión sobre el suelo que ejerce la superficie de las cadenas. La presión aumenta cuanto más pesado sea el tanque ya que la superficie de las cadenas no puede ser aumentada en la misma proporción que el peso. En vehículos sobre cadenas podemos resumir que cuanto menor sea el peso de este y cuanta más larga y ancha sea la cadena mejor será esta capacidad.

Lo que ocurre cuando el suelo es muy blando
y la propia presion sobre este es demasiado alta…

2. Poder superar todo tipo de obstaculos tanto naturales como artificiales. Esto es ya más complejo ya que requiere una mayor cantidad de capacidades completamente distintas entre en si. Los criterios son:

  • Operar en terrenos muy irregulares y accidentados – Las típicas irregularidades del campo que casi siempre estan presentes son más faciles y eficientes de superar cuanto mayor sea el espacio entre el suelo y el chasis aparte de disponer del mayor rango vertical de movimiento posible en la suspensión.
  • Superar fosos – Para esta capacidad cuanto más largo es el chasis y más equilibrado es su centro de gravedad mejor, la capacidad para cruzar también mejora si el tanque es capaz de una alta velocidad sobre el terreno usando así la inercia para superar el foso.
  • Cruzar aguas – Aquí lo primero es la profundidad que el tanque puede cruzar sin ningun tipo de preparación previa. Una vez que llegamos a aguas más profundas será naturalmente preferible que el tanque pueda flotar pero como esa capacidad es más bien propia de tanques ligeros, los tanques medios y pesados tienen que conformarse con poder bucear bajo agua siendo los 5m de profundidad más o menos lo maxímo posible. Si el agua es aun más profunda o el terreno  no permite semejante operación – debido por ejemplo orillas demasiado inclinadas – entonces el apoyo de ingenieros militares es absolutamente  necesario.
  • Escalar terrenos escalonados – Esta capacidad depende de la altura del chasis y hasta donde llega la cadena, cuanto más alto el chasis y la posición donde la cadena gira más alto podrá ser el escalon ha escalar.
  • Subir pendientes inclinadas –  Esto depende de la potencia del motor y del diseño de las cadenas para ofrecer un buen agarre sobre la superficie a la hora de subir la pendiente, a la hora de bajarla los frenos tienen que poder frenar el tanque por completo y mantenerlo así en la pendiente. Por experiencia general a traves de las decadas se ha establecido el 60% de inclinación como el standard internacional y practicamente todos los tanques modernos cumplen con este criterio.
  • Cruzar pendientes inclinadas lateralmente sin volcar – Este criterio depende de la altura del punto de gravedad del vehículo y de la anchura de su chasis. El standard internacional son mínimo los 30% aunque hay vehículos que llegan a cruzar hasta los 40% de inclinación sin volcarse. 

3. Moverse con la mayor velocidad posible sobre el terreno. Este criterio tiene como metas rebajar al maximo posible el tiempo necesario para superar los obstaculos, reducir el tiempo de exposición a las armas del enemigo durante el trayecto entre 2 coberturas y finalmente poder maniobrar contra el enemigo con la mayor eficacia y rapidez posible.

Esta capacidad depende del diseño del tren de rodaje, la suspensión y su rango vertical de movimiento y finalmente de la relación de potencia/peso. La relación potencia/peso tiene sin embargo un limite practico que esta entre los 25 y 30 caballos/tonelada, un valor más alto ya no ofrece ninguna ventaja practica porque no puede ser aprovechado.

4. Un aspecto que casi siempre es olvidado cuando se habla de la mobilidad táctica es el blindaje. Cuanto mayor es el blindaje y protección en general mayor es la cantidad de zonas dentro del campo de batalla por las que el tanque puede operar y vice versa cuanto menor sea la protección.

Tener inferior capacidad todo terreno obliga a ser dependiente de las infraestructuras y eso aumenta la probabilidad de ser victima de una trampa. En esta foto vemos un Dingo que ha sido alcanzado por un IED.

Tener un blindaje ligero obliga ha no poder operar en zonas donde hayan dispositivos anti-tanques. Eso obliga por ejemplo a la infantería a desembarcar mucho antes y recorrer el trayecto hasta el objetivo a pie, exponiendola así durante más tiempo al fuego anti-personal del enemigo.

Israel ha sido despues de la 2GM el primero en volver a usar a vehículos de transporte de infantería pesados como el Achzarit que vemos en la foto. Eso no solo se hace por motivos de protección sino tambien para ser más independiente de la infraestructura, usando a proposito el campo en vez de la carretera para llegar al destino con el resultado de que son así más imprevisibles y a diferencia de otras fuerzas armadas son muchas menos veces alcanzados por minas o IEDs.

Finalmente se vuelve ha demostrar que el mundo de los vehículo de combate blindados se vive entre los polos compromiso y equilibrio.

Sobre este tema queda por escribir, así que en el futuro habrá más artículos. Mientras tanto charlemos en los comentarios…