La movilidad general – Parte 2 de 3: Movilidad operativa

Muy buenas a todos,

hoy seguimos con la segunda parte sobre la mobilidad general y le toca el turno a la Movilidad Operativa.


La movilidad operativa se define como la capacidad de un tanque para moverse por si mismo dentro un teatro de operaciones a través de carreteras, caminos y sobre el campo. Los parametros más relevantes son…

  • La velocidad máxima: Es lógico, cuanto más alta, más rapidamente se llega al destino.
  • La relación potencia/peso: Cuanto más alta es esta, más alta es la velocidad media de desplazamiento de la unidad.
  • El peso: Solo que esta vez no se trata de ser transportado por otro vehículo sino para poder usar los puentes. Un peso demasiado alto limita la cantidad de puentes que pueden ser usados alargando así el camino y/o puede obligar a los ingenieros militares a construir uno o usar otros medios como balsas para el transito de tanques gastando así aun más tiempo.
  • El consumo: Cuanto más alto es este más veces tiene el tanque que parar para repostar. El camino – carretera o campo – elegido durante la trayectoria también influye notablemente en el consumo.
  • La cantidad de combustible transportada en el propio tanque: Cuanto más se puede llevar, menos veces hay que parar para repostar.
  • Tipo de motor: Con un motor diesel se llega más lejos que uno de gasolina o una turbina. Tambien importa si el motor puede usar otros tipos de combustibles o solo uno.
  • Fiabilidad de la planta motriz: Cuanto más fiable el tanque, menos mantenimiento y reparaciones hay que hacer durante el camino. La fiabilidad es por norma general mejor cuanto más ligero es el tanque. El Tiger I y II nos envian saludos…
Tanque Sherman después de haber intentado usar un puente demasiado debil…
Con el tiempo se ha establecido un estandard internacional como regla de dedo que un tanque debe poder conducir sobre carretera y con los tanques llenos unos 500km sin respostaje, mantenimiento o averias. Mientras que en la mobilidad estratégica los parametros van en la misma dirección y se ayudan mutuamente ya que si el tanque es más delgado pues también pesa menos, en la mobilidad operativa sin embargo los parametros se contradicen y por lo tanto encontrar el equilibrio correcto es fundamental.  
Unos ejemplos:
  • Un tanque más pequeño es más ligero y eso es bueno para cruzar puentes pero eso significa también que hay menos espacio para combustible.
  • Un motor de alta potencia me sube la velocidad media pero también el consumo.
  • Un tren de rodaje ligero baja el peso de un tanque por varias toneladas pero también empeora la fiabilidad.
Algunos tanques han tomado medidas adicionales para poder mejorar su capacidad de movilidad operativa. Estas son por ejemplo…
Bidones de combustible adicionales. Youtube
Remolques que transportan bienes logísticos. Wikipedia
Motores con su transmisión en un solo bloque capaz de ser reemplazados
sin prisas en menos de una hora. Wikimedia

¡Material nuevo!

Unidad auxiliar de potencia o APU (=Auxiliary Power Unit) para poder operar estacionadamente sin tener que encender el motor y así ahorrar consumo. Foto: http://anzacsteel.hobbyvista.com

Un caso muy llamativo de como los requerimientos de la movilidad operativa puede influir severamente en el diseño de un tanque es por ejemplo el caso de Japón y sus tanques Tipo-90 y
Tipo-10.

El Tipo-90 es un tanque principal de batalla muy pequeño para así poder ahorrar peso y solo se usa en la isla de Hokkaido, eso se debe a que con un peso de 50 toneladas solo puede usar el 65% de los puentes en Japón y solo esta isla tiene una infraestructura lo suficientemente fuerte como para permitir el uso de este tanque. Debido a que esta isla es montañosa el tanque dispone de una suspensión hidropneumatica para poder lidiar mejor con este tipo de terreno.

El Tipo-10 sigue la misma filosofia y esta diseñado para llevar distintas configuraciones de blindaje que varian entre un minimó de 40t hasta las 48t, en su configuración standard pesa 44t y le permite ser usado en todo Japón (Supongo…) y usar el 84% de los puentes.

Como podemos ver Japón tiene que diseñar todo el tanque bajo el criterio de reducir el peso al máximo posible y eso sin perjudicar las capacidades necesarias para un tanque principal de batalla moderno. Estos criterios les obliga por ejemplo a usar un cargador automático les guste o no y tienen que tener mucho cuidado donde y que tipo de blindajes usar.  
Ahora imaginaos Japón en una hipotetica guerra y EEUU manda a sus Abrams M1A2 SEPv2 con sus casi 65t para apoyar al aliado japonés y este solo puede utilizar el 40% de los puentes. Y para escandalizar más imaginaos lo que pasaria si ese enemigo destruye esos puentes…. ¿Creeís que China ya ha mandado sus ingenieros de puentes a Japón para unas vacaciones?
Japón nos da un fascinante ejemplo que demuestra como de entrelazados el diseño de un tanque, la movilidad operativa, la infraestructura, las operaciones y la estrategia pueden llegar ha estar. 

Un saludo