Controversias: El Merkava y su capacidad de llevar infantería

Hola a todos,

una subida rapidita para aclarar un asunto mal entendido por muchos sobre el Merkava y que trata de su puerta trasera, su uso y el compartimiento que viene detrás de esta.

Primero vamos a dejar claro lo fundamental: efectivamente el Merkava puede transportar infantería y usarla en combate y que también se puede usar de forma improvisada para evacuar un herido.

El problema en toda esta controversia y que quiero aclarar, reside como siempre en los detalles fundamentales.

Cuando se habla de que el Merkava puede llevar infantería y desembarcarla pues mucha gente cree que esto es más o menos lo que se ve por dentro cuando abres la puerta…

y que obviamente aparte de la infantería muchos creen que también puede llevar todo su complemento de munición aparte.
Muy bien, ahora toca la dura realidad…

Si nos metemos dentro del carro y nos fijamos en la zona que esta directamente detrás de dicha puerta vemos que dicho lugar esta ocupado por contenedores de munición para el cañón.

Teniendo todo este espacio ocupado por los contenedores vemos en la siguiente foto cuando espacio queda efectivamente disponible entre dichos contenedores.

Ya con esta imagen queda claro que no hay espacio para un soldado sobre una camilla, ni tampoco un pelotón entero de infantería mecanizada, por lo tanto solo puedo colocar dos soldados sino quiero comprometer la cantidad de munición a llevar.

Con esto se ve que si uno quiere transportar todo un pelotón de infantería y eso sin renunciar a la munición pues entonces la barcaza tendría que ser mínimo 2 metros más larga para transportar 6 soldados con equipamiento y eso estando estos metidos como sardinas.

Si luego uno decide usar el Merkava como “vehículo de combate de infantería improvisado” renunciando a la munición del trasero de la barcaza, pues entonces hay que tener en mente que dependiendo de la versión solo dispongo de 6 a 10 proyectiles para el arma principal, que son los que están colocados en la torre para disponibilidad inmediata del cargador.

Sin embargo al hacer eso, esta es la pinta que tiene luego el compartimiento…

Como podemos ver, no hay ni asientos ni nada y encima tienes que estar todo el tiempo agachado. Ahora imagínate que tienes que viajar así durante unas horas campo a través y llevándote todos los baches y agujeros que uno se encuentra por el campo. Comparado a estas circunstancias viajar en un BMP-1 es todo un lujo ya que al menos tengo un asiento acolchado y puedo mantener mi espalda recta…

Y eso teniendo en mente que este es el estandard actual internacional para transportar infantería al combate…

¿Entonces para qué es la puerta trasera?

La puerta trasera fue pensada y diseñada con dos funciones principales en mente: La primera es para recargar el carro.

Como ya sabemos del artículo Hitos de la Guerra Acorazada: El Merkava, el carro de combate a medida exacta, el Merkava esta pensado para el combate defensivo en grave inferioridad numérica, eso significa que el carro tiene que estar disponible en todo momento, para asegurar dicho criterio el tiempo necesario para necesidades logísticas tiene que ser el más corto posible. Uno de los métodos para conseguir dicho criterio es la capacidad de recargar a través de dicha puerta lo cual baja el tiempo necesario en unos 70% o más comparado con un carro que carece de dicha puerta.

La segunda función es contribuir ha asegurar la supervivencia de la tripulación en todo lo posible ofreciendo una via de evacuación más rápida y segura. En situaciones donde el carro ha perdido su movilidad bajo fuego enemigo, escapar usando las escotillas es muy arriesgado porque rápidamente puedo terminar ametrallado por la infantería enemiga, en dicha situación se requiere la ayuda de los demás carros para poder hacerlo medianamente segura y si estos no están disponibles pues reza para que aun te queden granadas de humo…

La segunda opción de evacuar sería la típica escotilla de emergencia,

pero esta no la tienen todos los carros y si la tiene comprometo fácilmente la protección anti-minas lo cual se contradice con el criterio de máxima supervivencia para la tripulación. Aparte de eso hay que tener en mente que aun teniendo una escotilla de emergencia no siempre puedo usarla porque el terreno debajo de esta no permite evacuar, eso ocurre cuando por ejemplo el carro se ha hundido en el barro.

Por lo tanto disponer de una puerta trasera es la mejor opción para…
– aumentar la protección general del carro = Protección anti-minas,
– tener una via de evacuación rápida y disponible en todo momento,
– y que al llegar al exterior del carro aun permanezca bajo una cierta cobertura.

Teniendo todo esto en mente, si uno dice que la puerta trasera del Merkava esta pensada para desembarcar infantería mecanizada es como si dijese que las alas de un helicóptero de combate están pensadas para transportar gente y no el armamento…

*********************

Bien caballeros, espero que con este artículo hayamos aclarado otro mito que merodea por la red, menos más que tenemos el blog para aclarar este tipo de asuntos….

Un saludo caballeros

El poco ángulo de tiro hacia abajo ¿Cómo de grave de es?

En este breve artículo vamos ha tratar a través de varias perspectivas una critica que se menciona mucho sobre los tanques soviéticos post-2GM y su bajo ángulo de tiro. El cual llega solo hasta los -5° o -6° mientras que en tanques occidentales se llega hasta los -9° o -10°.

Fijémonos primero en las ventajas y desventajas que esto conlleva.

Las ventajas de un ángulo menor de tiro son cuatro:

  1. La torre es más baja y por lo tanto el tanque es más difícil de detectar y de impactar. Dependiendo del modelo en particular hablamos de hasta unos ~50% de impactos que estadísticamente no acertarán el tanque. 
  2. Si la torre es más baja entonces necesito menos blindaje y material para construir y por lo tanto el tanque es más barato de producir. 
  3. Y si se necesita menos material el tanque será también más ligero y por lo tanto tendrá una mayor movilidad tanto a nivel táctico como operativo y estratégico. 
  4. Al ser más ligero tengo también un margen mayor de peso para futuras modernizaciones y/o subsistemas adicionales externos.
No todas las posiciones defensivas exigen un bajo ángulo de tiro.
Las desventajas de tener un bajo ángulo de tiro son también cuatro:
  1. Limita la cantidad de posiciones en general que pueden usarse para un combate defensivo.
  2. Limita la cantidad de blancos que pueden ser atacados que están muy cerca y a ras de suelo = combate urbano = Batalla de Grozny.
  3. Es una que nadie menciona. Cuanto menor es el rango de movimiento vertical de un cañón menor es la ventana para disparar en movimiento, o sea cuanto más accidentado sea el terreno por el que el tanque cruza menos opciones para tiro en movimiento se tiene.
  4. La torre es más baja y por lo tanto tengo menos espacio para subsistemas y modernizaciones y – dependiendo de los tripulantes en particular – eso puede empeorar también la ergonomía.
Ahora que ya sabemos las ventajas y desventajas fijémonos más detalladamente en cada desventaja, como entran en juego y como se pueden mitigar:
  1. La limitación de posiciones de tiro es claramente una ventaja circunstancial ya que depende del terreno y por lo tanto puede ocurrir o no. También hay que tener en mente que si se preparan posiciones defensivas para tanques están son planeadas de antemano y preparadas por ingenieros militares y por lo tanto no habrá problemas con dicho ángulo de tiro. Dentro de la doctrina defensiva soviética atrincherar tanques era de hecho la última opción y siempre se prefería usar los tanques en el contraataque. 
  2. Esta entra en juego sobre todo en combate urbano. Tanques no están realmente diseñados para tales entornos y por lo tanto pierden mucha efectividad. Tanques occidentales tienen en estos terrenos algo más de ventaja pero aun así no hay garantía de que aparezcan enemigos que están fuera del alcance del cañón. En esta situación solo ayudan 3 cosas: Más infantería, más apoyo por otras armas como por ejemplo helicópteros de combate y el uso de vehículos más capaces para estos entornos como por ejemplo el BMPT o tanques cañoneros antiaéreos. Por norma general el uso de tanques en estos entornos es siempre la última opción especialmente si se dispone de las ya mencionadas capacidades. 
  3. Esta desventaja es también circunstancial y si este terreno esta presente no hay mucho que se pueda hacer a parte de evitarlo si es compatible con la misión y circunstancias o solo disparar mientras se esta parado. 
  4. Aquí no hay nada que hacer. Es una posible desventaja que siempre puede estar presente, especialmente si se trata de modelos tan antiguos que de hecho llevan mucho más tiempo en uso de lo que inicialmente fueron pensados. Al fin y al cabo ingenieros y diseñadores no tienen una bola de cristal para ver el futuro de la evolución de los tanques y por lo tanto soluciones que inicialmente eran una buena idea pueden ser décadas más tarde un gran problema.
Un generoso rango vertical de tiro tampoco es una garantía de que se puede atacar cualquier blanco. En esta foto vemos que este Merkava no podría atacar ningún blanco situado a su misma o mayor altura. 
¿Y que pasa con el ángulo de tiro hacia arriba?
Mientras que todos se fijan en el ángulo de tiro hacia abajo nadie se fija sobre el ángulo de tiro hacia arriba y eso es algo que encuentro bastante raro ya que este también cuenta.
Tanques construidos según la filosofía soviética se caracterizan por tener un ángulo de tiro menor hacia arriba. La gran diferencia es que si se quiere subir el cañón lo más alto posible eso obliga a colocarlo a más altura dentro de la torre para que la recamara tenga más espacio hacia abajo cuando se eleva el cañón al máximo. Pero para hacer eso se necesita una torre más alta y por lo tanto volvemos a tener las mismas ventajas y desventajas que ya se han mencionado con la diferencia de que un mayor ángulo de tiro hacia arriba ofrece más ventajas para el combate en zonas montañosas y urbanas.
A diferencia de lo que muchos opinan, tanques si se usan en terrenos montañosos. Mayores ángulos de tiro hacia arriba son ventajosos en combate urbanos y montañosos.
¿Hay una solución a todo este dilema?
Si, se llama suspensión hidroneumática con control sobre los ejes frontales y posteriores. Este tipo de suspensión es la creme de la creme, es más cara y compleja y necesita algo más de espacio en el interior del tanque pero los beneficios compensan de sobra. Es una tecnología madura y testeada que existe desde hace muchas décadas y a parte de ofrecer una excelente movilidad y otras ventajas más es la solución a todo este dilema. Un tanque que disfruta de dicha suspensión reúne todas las ventajas de un amplio ángulo de tiro sin tener sufrir las desventajas. 
Aunque la suspensión hidroneumática es un invento francés, fue el tanque japonés Tipo-74 el primer tanque en serie del mundo en usarla. Con esta suspensión este tanque iba en materia de movilidad décadas por delante del resto de tanques del mundo. 
Tanques como por ejemplo el K2 Black Panther disfrutan de las ventajas de una torre más baja y tienen un ángulo de tiro hacia abajo de solo -6º pero gracias a la suspensión puede bajar el cañón hasta los -10º.
—————————–
En resumen y viendo todo esto se ve la lógica porque la URSS con su doctrina ofensiva se decanta por este diseño torres bajas y sus ventajas mientras que la OTAN lo hace con el diseño opuesto. Este tema es un buen ejemplo de que el diseño de un tanque también tiene que encajar con las propias circunstancias, doctrinas y misiones a cumplir.
¿Que opináis?
Si no tuvieseis la opción a una suspensión hidroneumática, ¿que diseño os parece mejor?
Charlemos en los comentarios….

Usando el diseño como protección – Conceptos y medidas técnicas.

En este artículo vamos a fijarnos en el uso del diseño, configuraciones y medidas técnicas para aumentar de forma directa o indirecta la protección del tanque contra proyectiles disparados por el enemigo y le echaremos un vistazo a los distintos conceptos que se usan. Veremos también el patrón fundamental que se observa muy a menudo en cada diseño de un tanque, que al final siempre termina prohibiendo cualquier tipo de perfección y sin cualquier piedad o excepción impone a cambio un resultado basado en el compromiso y el equilibrio de capacidades ya que cada ventaja se paga con una o varias desventajas. Yin y Yang nos mandan un saludo…

Debido a que el diseño de las torres es un tema más complejo y extenso he decidido quitarlos de este artículo y escribiré otro a parte.

Muy bien comencemos…

CONFIGURACIONES

Configuración 1 – Ser bajito:
Un tanque es que es alto tiene ventajas como por ejemplo poder usar soldados más altos, disponer de una capacidad mayor para detectar blancos o el lujo de una ergonomia mejorada, pero todas esas ventajas se pagan por ejemplo con ser más caro de producir (más grande = más material), ser más fácil de detectar y de impactar.
Estudios realizados durante la IIGM y la Guerra de Corea han demostrado claramente que el riesgo de ser acertado en combate guarda una estrecha relación con la altura del vehículo con el resultado de que más de la mitad de los impactos aciertan en la torre. El tanque actual que más esta en contra al concepto de ser bajito es el M60 y sus posteriores versiones, las cuales tiene una altura hasta el techo – sin contar la torreta del comandante – de 3,23m y de hecho en un gráfico que se publicó en Tank.net demostró que debido a la mayor altura de este tanque su torre se lleva de hecho 2/3 de todos los impactos en vez de la mitad.

Viendo este gráfico vemos que el 65% de los impactos es entre los 2,04m (Techo del chasis) y los 3,23m (Techo de la torre sin contar la torreta del comandante). 33% de los impactos es entre 1m sobre el suelo y los 2,04m y finalmente los 2% restantes impactan entre el suelo y un metro del altura.

Ahora que tenemos esto como referencia fijémonos por ejemplo en un T-80 el cual tiene una altura hasta el techo de 2,2m y es por lo tanto poco más de un metro más bajo que un M60 pero paga por esa ventaja por ejemplo con un rango vertical de tiro menor y por lo tanto no puede hacer uso de todas las coberturas que hayan disponibles sobre el terreno aunque esta desventaja es circunstancial. Pongamos ambos tanques lado a lado y veamos los resultados…

Aquí podemos ver que el T-80 – o cualquier otro tanque con la misma altura – estadisticamente no será acertado por más del 50% de los disparos contra él. Abajo os dejo otra foto más donde se ve la diferencia de altura entre un T-80U y un Centurion con una altura de 3,01m hasta el techo de la torre.

¡Nuevo!
La siguiente imagen de la guerra civil Siria ya lo dice todo: Aquí vemos un T-55 (Altura 2,4m) que por muy poco no es impactado por el misil, en ese mismo lugar y situación un M60 – o cualquier otro tanque o vehículo con una altura de poco más de 3m – habría sido puesto fuera de combate con trágicas consecuencias para su tripulación. Si, el T-55 es un tanque poco ergonómico e incomodo pero aun en el siglo XXI en tiempos de misiles guiados, esa incomodidad y baja ergonomia te puede salvar la vida.

Configuración 2 – Ser aun más bajito renunciando a una torre:
Este concepto es el de los tanques casamata que renuncian a las ventajas de una torre a cambio de ser aun más bajo entre otras ventajas. El ejemplo más moderno de este concepto es el Striddsvagn-103 el cual llega una altura sobre el techo de solo 1,9m. Volvamos a ver el gráfico…

Viendo esto se puede ver que estadisticamente 2/3 de todos los disparos contra el Stridsvagn no darán en el blanco. En la siguiente foto vemos la comparación del Stridsvagn con el Centurion (3,01m).

Configuración 3 – Conductor posicionado en la torre en vez del chasis:
Los prototipos AMX ELC (= Engin Léger de Combat = Motor ligero de combate) y MBT-70 tenia una peculiaridad que para mantener la altura del vehículo lo más baja posible se decidió colocar al conductor dentro de la torre en vez del chasis, consiguiendo así una altura de solo un 1,58m y 2,29m respectivamente.

Aqui vemos la torre del MBT-70 y el número 3 es la escotilla del conductor. Imagen: Wikipedia

En el caso del MBT-70 el conductor estaba en una capsula que giraba siempre en dirección contraria a la torre para que así el conductor pudiese mantener su vista hacia el frente y también permitía girarla 180° para poder conducir marcha atrás con máxima eficacia y velocidad.

Aunque a primera vista prometedor, en realidad resultó que este sistema hacia el tanque mucho más complicado de conducir y caro de producir y de mantener, y al tener un conductor sentado en una capsula girando de una dirección a la otra mientras que chasis y torre también lo hacían resultaba en que el conductor perdía siempre la orientación, algo muy grave y peligroso si tenemos en mente que este prototipo era mucho más ágil y rápido que los demás tanques de su época y que en caso de accidente habría puesto las vidas de los tripulantes en un serio peligro.

Configuración 4 – Motor en la parte frontal del tanque
Esta configuración es bastante típica en varios tipos de vehículos de combate como por ejemplos vehículos de combate de infantería, en tanques es menos común siendo el Stridsvagn-103 y el Merkava su exponentes más actuales con esta configuración.

Esta configuración tiene dos ventajas: La primera consiste en usar el motor como elemento adicional de blindaje creando así más espacio, distancia y obstáculos entre la tripulación y el proyectil que impacta en el frontal del chasis. La segunda es que permite colocar el compartimiento de la munición en la parte trasera y más segura del tanque.

En el caso del Merkava también se aprovechó esta configuración para instalar una puerta en el trasero del tanque proporcionando así otra vía adicional para evacuar el tanque.

En el Stridsvagn se usa para amunicionar el tanque con más rapidez.

Las posibles desventajas son que al tener el motor y transmisión delante el diseño y producción se complican debido a que hay que harmonizar la protección, las condiciones necesarias para un uso sin problemas del motor y sus necesidades de mantenimiento. Eso puede llevar a que el blindaje tenga huecos balísticos debido por ejemplo a la necesidad de poder acceder al motor/transmisión, la toma de aire, la colocación del tubo de escape, el camuflaje contra visores termales sufre y el mantenimiento puede ser más engorroso ya que hay que abrir pesados portones de blindaje.

MEDIDAS TÈCNICAS

Medida técnica 1 – Suspensión hidroneumática controlada sobre ciertos ejes o todo los ejes:
La suspensión hidroneumática es lo mejor de lo que un tanque a día de hoy puede tener, aunque conlleva un precio superior, más complejidad y gasto de espacio en el chasis. Como ya sabemos ser más bajo ofrece ser un blanco menor pero reduce también la posibilidad de usar ciertas coberturas del terreno debido a la baja capacidad de bajar el cañón, por lo tanto esta medida puede bajo ciertas circunstancias empeorar indirectamente la protección PERO si se dispone de una suspensión hidroneumática controlada sobre los ejes frontales y traseros se anula tal desventaja por completo.
En la siguiente foto (Fuente: Tankograd In Detail) vemos un ejemplo excelente de esta capacidad.

La guinda absoluta sobre el pastel es si encima el control de la suspensión abarca todos los ejes porque entonces no solo disponemos de la capacidad de usar más coberturas que hayan disponibles por el terreno sino que ademas se puede usar también para bajar la altura del tanque. El tanque K2 Black Panther dispone de tal suspensión y en el siguiente GIF (Fuente: Youtube) podemos disfrutarla en acción.

Medida técnica 2 – Conductor semitumbado:
Esta medida es una peculiaridad de los tanques británicos (Chieftain, Challenger-1 y sospecho que el Challenger-2 también pero no he visto aun ningún vídeo o foto) donde el conductor esta en una posición semitumbado para así reducir la altura de chasis y por lo tanto la altura total del tanque. En la siguiente foto vemos el conductor de un Challenger-1.

Medida técnica 3 – Usar transmisión y motor en un bloque:
Históricamente muchos tanques – a excepción de la mayoría de los británicos – se caracterizaban por tener el motor en la parte trasera del chasis mientras que la transmisión estaba en la delantera y eran unidos por un eje de articulación que cruzaba todo el chasis. La desventaja de todo esto era que se desperdiciaba mucho espacio dentro del chasis y provocaba que la altura de este fuese mayor ya que había que crear ese espacio adicional para dicho eje.

En rojo la transmisión, en verde el eje de articulación y en azul el motor.
En este dibujo de un M4 Sherman se ve muy bien cuanto espacio quita el eje y obliga a los tripulantes a estar sentados a más altura.

Después de la 2GM la mayoría de los fabricantes se despidieron de este diseño y empezaron a trabajar en otros donde el motor y la transmisión estaban juntos y eso independientemente si este bloque estaba luego instalado en el frontal o trasero del vehículo. El tanque japonés Tipo-61 (Año 1961) fue el último tanque que seguía usando este diseño obsoleto.

Medida técnica 4 – Hoja de bulldozer
Este dispositivo puede ser un elemento fijo del tanque o puede ser un equipamiento adicional que puede ser acoplado dependiendo de las circunstancias. La hoja de bulldozer se usa para cavar – tiempo necesario ~15minutos dependiendo de la tierra – una posición defensiva para que este luego exponga durante el combate una silueta menor y sea por lo tanto más difícil de detectar y acertar por el enemigo.

Para que podáis ver como afecta tal posición la tasa de acierto de un tanque enemigo os dejo este enlace: El disparo con máxima precisión – Una mirada más detallada a este reto

———————

Muy bien, de momento ya no se me ocurren otras medidas o configuraciones con respecto a la protección así que creo que hemos llegado al final.

Si se me ocurre algo más lo incluiré y será mencionado en la pagina de Últimos cambios.